Últimos articulos

GAIA traza el mapa de estrellas en 3D más preciso

Los astrónomos estamos de enhorabuena. A lo largo de este año 2017 se espera la salida del mayor catálogo en tres dimensiones de estrellas de nuestra galaxia. Y viendo los resultados del anticipo publicado en septiembre de 2016, lo vamos a disfrutar en gran medida. Todo ello gracias a la misión GAIA, lanzada en 2013 por la Agencia Espacia Europea (ESA), cuyo objetivo es catalogar y realizar un mapa trimensional de más de 1,2 millones de estrellas de nuestra galaxia. Aunque con este primer borrador ya hemos disfrutado de algo más que estrellas…

Historias de religión y ciencia

Hay dos grandes sensaciones cuando llega la Semana Santa que son inevitables. Por un lado, el que siempre llueve. No deja de ser una sensación, pero está ahí y es recurrente. Y si no, que se lo digan a los nazarenos, que rezan para que no se les moje la túnica entre otras cosas. La otra sensación es que la luna llena ronda siempre la fecha variable en la que comienza la Semana Santa. Esta última sensación no es tal, sino que es una realidad. Al menos desde el Concilio de Nicea (año 325). Fue en ese sínodo en el que los obispos decidieron que la Pascua de Resurrección se celebrase el domingo después de la primera luna llena tras el equinoccio de primavera, que ronda el 21 de marzo. Así, la fecha variará entre el 22 de marzo y el 25 de abril. Quizás la primera sensación también ande cerca de ser real, porque marzo y abril (al menos tengo esa sensación) son meses muy lluviosos.

Stradivari, ola de frío en Europa: el mínimo de Maunder

Al famoso lutier Antonio Stradivari (1644-1737) le tocó vivir una época de frío extremo en Europa. Entre los años 1645 y 1715, el sol vivió uno de sus periodos de más baja actividad conocidos en relación con su actividad normal. La invención del telescopio astronómico en 1610 por parte de Galileo nos permite saber como las manchas solares, signos visibles al telescopio óptico de actividad solar, desaparecieron prácticamente durante ese mínimo solar, llegando a contabilizarse unas 50 manchas en todo el periodo, cuando lo normal habría sido observar unas 1.000 veces más.

ALH84001, la roca que creó una ciencia

Trabajar en la Antártida es muy duro. No sólo para los científicos. Para cualquier persona. Duro y peligroso. El viento frío castiga la piel. En tu mente debes tener siempre presente que no debes tocar nada metálico con las manos desnudas, sopena de sufrir terribles quemaduras. Nunca debe hacerse un movimiento violento. El Polo Sur es tan terrible, que enseguida puedes terminar agotado y desorientado. Y son precisamente las personas agotadas y desorientadas las que cometen los errores más graves. A menudo, errores fatales. Pero trabajar en la Antártida también tiene su recompensa y ese entorno tan duro bien puede revolucionar la ciencia con lo que tiene que decirnos. El 27 de diciembre de 1984, en la región antártica de Allan Hills, se ponía la primera piedra de lo que, posteriormente se convertiría en una nueva ciencia. Aquel día, Roberta Score encontraba la que, sin saberlo, iba a convertirse en la roca más analizada de todo el Sistema Solar: ALH84001, una roca de apenas 9 centímetros de grosor, un pequeño meteorito.